Calor......mucha calor

Esta semana, mi buen amigo Mario (otro de los que está con el gusanillo por lo "verde" :D) me mandó un buen sobre lleno de hojarasca de Haya, que sin duda me vendrá de perlas en estos próximos meses para seguir intentando cultivar especies de Cryptocoryne propias de selva pantanosa. Desde aquí, gracias de nuevo Mario por ellas.










De momento lo mejor será esperar a que se suavicen las temperaturas definitivamente. En estos meses de verano,el Viverillo ha ido en declive. En Granada tenemos unas temperaturas bastante altas (al igual que en otros puntos de Andalucía) y junto a esto la escasa humedad ambiental (5%) parecen haber sido los desencadenantes de haber perdido algunas especies (más que nada porque creo que nada ha cambiado en cuanto a sustrato, abonado, pH, conductividad...). La temperatura que he medido en el agua de columna ha llegado a tocar la máxima sensibilidad del termómetro (45 ºc), mientras que la del aire en el interior la desconozco pero se puede uno hacer a la idea. El resultado ha sido la pérdida de varias especies, de entre las cuales ha terminado por sucumbir aquella cryptocoryne pontederifolia, majestuosa tanto en aspecto como en tamaño y que en los últimos meses florecía prácticamente a cada semana.......ahora con conservar su rizoma (que espero que lo esté) me "doy con un canto en los dientes":

No todo iba a ser desgracia y especies como cryptocoryne spiralis parecen resistir las altas temperaturas cogiendo, incluso, un porte importante:

2 comentarios:

Mario dijo...

No hace falta que me des las gracias, en todo caso debería dartelas yo a ti por todo lo que me has enseñado y la paciencia que has tenido y tienes conmigo.

Un saludo

Rubén dijo...

Hey! A usted tenía ya ganas de verlo por aquí :D