¡A podar! (II) Técnicas

Sin duda, las plantas más interesantes que se prestan a un buen "esculpido" son las de tallo, pero no por ello las demás van a estar carentes de cuidado.
- Plantas en roseta / rizoma : ejemplos claros como Anubias sp. , Echinodorus sp. y Cryptocoryne sp. Su crecimiento es bastante lento y por ello en algunas hojas suele desarrollarse algún tipo de alga (las punto son bastante comunes). Las hojas afectadas se podarán así como las que hayan alcanzado un tamaño considerable, siempre dando un corte límpio lo más próximo posible al rizoma o base.
- Helechos y musgos: con los helechos tales como Microsorum sp. y Bolbitis heudelotii bastará tan sólo con podar las hojas de mayor tamaño, así se permite un mejor crecimiento y desarrollo de las hojas maás pequeñas; para ello se hará un corte límpio lo mas próximo posible al rizoma.
Para las distintas variedades de musgo, lo mejor es podarlas y esculpirlas como si fuesen pelo, vamos ¡¡¡a discrección!!!! :D
- Plantas de tallo: desde el punto de vista paisajístico son las más interesantes (al menos en mi opinión). La gran mayoría crecen a un ritmo alto y se pueden esculpir a la forma deseada, cosa que tampoco es fácil.
Hay aficionados que acostumbran al hacer una poda a replantar los tallos cortados sustituyendo a los mas viejos (tallos madre); esto en mi opinión y desde el punto de vista paisajístico es un tremendo error porque nunca se conseguirá un resultado voluminoso y esculpido a la imagen que se tiene en mente. De otra forma, sí que es cierto que con esta técnica siempre se mantienen tallos jóvenes, robustos y vigorosos. Sería ésta una técnica ideal para mantener algunos tallos a modo de detalle (punto focal) que resalten sobre otros.
En los últimos meses, y con la referencia de tener que montar mi pequeño 50 cm, tenía claro que quería dar volumen y un buen esculpido a toda la Rotala sp. green de fondo. Viendo los magníficos trabajos de Justin Law y Norbert Sabath me puse en contacto con ellos para preguntarles y contrastar opiniones sobre sus técnicas de poda. La conclusión que saqué de ambos es básicamente la misma: nunca se replanta. Se planta en un principio densamente y cuando los tallos tienen una buena longitud y salud se podan dando la forma deseada al conjunto siempre desde una posición de corte baja. Es lo que se conoce como "poda formativa". Si llegamos alguna vez a un punto en el que vemos que los tallos no crecen como antes y no tienen buen aspecto se hará una "poda regenerativa" que podrá hacerse bien podando todo el conjunto desde abajo (tan sólo dejaremos a la vista 1.5 - 2 cm de tallo) o bien replantando toda la masa de tallos jóvenes (con lo que repetiremos el proceso de poda formativa). Para conservar algo más la forma esculpida podemos recurrir regularmente a "podar brotes" laterales jóvenes.









Un buen ejemplo de poda formativa. Todo queda podado según la forma que tengamos en mente

1 comentario:

Mibu dijo...

Interesantisimo!! Cuando me lo comentaste el otro dia ya me parecio muy interesante,en cuanto tire la rotala sp. a tutiplen (gracias de nuevo) a probarlo ;)